Alfombras de Serrín del Santísimo Misterio. Aguaviva. 28 de Agosto





La celebración del Santísimo Misterio tiene lugar en Aguaviva cada 28 de agosto, en conmemoración de los hechos ocurridos en 1475 cuando, según la historia, un incendio destruyó la iglesia excepto una cruz de plata con una partícula del Lignum Crucis en su interior y tres hostias consagradas pequeñas y una grande, que fueron las que dieron origen al milagro del Santísimo Misterio de Aguaviva.

Esta festividad, recuperada en el año 1989 por la Asociación Cultural Caliu, recoge una tradición muy consolidada en la cual se elaboran una preciosas alfombras de serrín, cuyos tapices tienen aproximadamente un kilómetro de largo por dos metros de ancho, con diferentes dibujos realizados con serrín teñido de varios colores.

Se trata pues de una fiesta con gran singularidad y carácter efímero, ya que únicamente se puede disfrutar durante unas pocas horas, con una enorme belleza estética que deja perplejos a cuantos visitantes se acercan a nuestro pueblo, especialmente a los que lo hacen por vez primera, con un valor cultural y social innegable, ya que solo es posible realizarla con la implicación y el esfuerzo de todo un pueblo trabajando al unísono, y con gran tradición y arraigo entre las gentes de la localidad.

Tras haberse plasmado los diferentes diseños sobre las calles durante la noche anterior, las alfombras se comenzarán a elaborar a primera hora de la mañana, y podrán visitarse hasta que la procesión del Santísimo Misterio pase sobre ellas cuando termine la Misa Mayor al filo de las dos de la tarde, aproximadamente.

Esta celebración fue declarada en 2017 como Fiesta de Interés Turístico de Aragón, y el pasado año obtuvo el Sello del Año Europeo del Patrimonio Cultural. Además, recientemente el portal RedAragon.com le ha concedido el Sello de Excelencia Turística en Aragón 2018.