Ruta de los miradores

Observar las mejores panorámicas es una atractiva forma de conocer y disfrutar un territorio.

Continuando con los trabajos encaminados a dar forma a la Ruta de los Miradores, la Comarca del Bajo Aragón ha instalado, en las últimas semanas, dos mesas panorámicas de interpretación del paisaje en el Castillo Calatravo de Alcañiz y la ermita de Santa Bárbara de La Codoñera, que vienen a complementar las ya existentes en las localidades de  Belmonte de San José, Castelserás, La Ginebrosa, Torrevelilla y Valdealgorfa.  Estos miradores,  unidos a los instalados por el Parque Cultural del Maestrazgo en las localidades de Aguaviva, Alcorisa y La Cañada de Verich, permiten disfrutar de unas magníficas panorámicas de nuestro territorio desde diferentes balcones naturales y es que, en nuestra Comarca, pueden identificarse zonas tan dispares como las áreas esteparias semiáridas, los bosques mediterráneos o los llamados ecosistemas de transición a la montaña.

Está previsto que se pueda ampliar la red de miradores con la incorporación de nuevos balcones desde los que disfrutar de nuestra Comarca.

Este proyecto cuenta con la colaboración del Grupo de Acción Local Bajo Aragón-Matarraña que financia parte de su coste.

 

LOS MIRADORES

ALCAÑIZ- Castillo Calatravo

Nos situamos en una de las escasas colinas que sobresalen en este entorno. El amplio y extenso llano proveniente del valle del Ebro, con suaves lomas y espacios abiertos, comienza a transformarse aquí, precisamente en el entorno del rio Guadalope. Desde este privilegiado balcón del paisaje, podemos contemplar como la orografía del terreno comienza a asemejarse más a un somontano que irá ganando en altura en dirección este, al encuentro de los Puertos de Beceite y de la sierra de La Ginebrosa cuyas estribaciones podemos apreciar como telón de fondo. A nuestros pies y proveniente de las serranías del Maestrazgo, discurre el rio Guadalope que circunda parte de las tierras más bajas de la colina en donde se asentaba la primitiva población de Alcañiz, antes de continuar su recorrido hacia el Ebro. Muy fácil de localizar por su fisonomía, destaca el singular cabezo del Tolocha, atalaya natural situada en pleno corazón de la comarca del Bajo Aragón. Y a nuestra derecha destaca El Plano, amplia llanura hoy transformada en regadío, que se extiende en dirección hacia las poblaciones de Calanda, Alcorisa y Andorra. Dentro de este espacio se encuentran las Saladas, espacio natural único y singular de carácter estepario.

Desde aquí localizamos la presencia de diversas colinas aisladas como la que nos encontramos: el Cabezo de San Pascual, el Cabezo de Cuervo y la loma del Campamento (donde se sitúa una antigua torre de comunicación de época carlista) todos ellos cubiertos por un pinar joven originario de las repoblaciones forestales realizadas a mediados de los años sesenta. La presencia de antiguos asentamientos prerromanos en El Palao y en Alcañiz el Viejo confirman la importancia de las colinas o cabezos en Alcañiz.

Autoría Textos Fernando Zorrilla Alcaine Catálogo Paisajístico y Medioambiental Fundación Quílez Llisterri". www.fqll.es/catalogos.php

CASTELSERÁS- Ermita de Santa Bárbara

Somontano bajoaragonés

La imagen del cabezo de Santa Bárbara con su blanca ermita destaca en las proximidades de la población de Castelserás. Esta elevación del terreno aislada, se sitúa entre el amplio espacio que ocupan los cultivos y el monte bajo, constituyendo una isla forestal en donde se refugian numerosas aves. Las pronunciadas laderas de este lugar están densamente pobladas de pino carrasco, destacando algunos ejemplares de notables dimensiones y de alargada longevidad. Destacan también la presencia anecdótica de algunos ejemplares del Arbol del Amor, plantados en las márgenes del camino de acceso a la ermita, y que proceden de la época en que visitó este espacio el insigne botánico Pardo Sastrón.

La amplia visión que se observa desde este mirador nos ayudará a comprender mejor la distribución y la transformación del paisaje en este término y en sus alrededores.

Autoría Textos Fernando Zorrilla Alcaine Catálogo Paisajístico y Medioambiental Fundación Quílez Llisterri". www.fqll.es/catalogos.php

LA CODOÑERA- Ermita de Santa Bárbara

Somontano bajoaragonés

La ermita de Santa Bárbara se sitúa en las cercanías de la localidad, en una de las ramificaciones de las estribaciones montañosas del entorno. Su magnifica situación como atalaya desde donde divisar el territorio cercano, hace que sea un lugar idóneo para interpretar el paisaje del Bajo Aragón. El entorno se encuentra cubierto por una importante masa de pinar de carrasco, donde destacan pinos centenarios, y su acceso se ha visto mejorado durante los últimos años, sirviendo de agradable paseo.

Cerca de esta ermita se encuentra la balsa de la Tellería, una de las balsas ganaderas más grandes de toda esta zona.


Autoría Textos Fernando Zorrilla Alcaine Catálogo Paisajístico y Medioambiental Fundación Quílez Llisterri". www.fqll.es/catalogos.php

LA GINEBROSA-Mirador de la Tarayola

Sistema Ibérico

La punta de la Tarayola constituye un privilegiado mirador natural desde el que podemos contemplar gran parte del corazón del Bajo Aragón. Con 826 m. de altitud se encuentra en la conocida como sierra de la Ginebrosa. Esta estribación pertenece al sistema ibérico y se caracteriza por estar ocupada por una vegetación en donde abunda principalmente el pinar de carrasco, asi como la carrasca y, como no, el enebro.

La cercanía de otros lugares singulares como el Pilón de San Marcos, el Convento del Desierto y el pantano de Calanda dotan a este entorno de un especial atractivo para disfrutar especialmente los dias de clara visibilidad, siendo un lugar de obligada visita para realizar didáctica interpretación del paisaje de gran parte del Bajo Aragón.


Autoría Textos Fernando Zorrilla Alcaine. Catálogo Paisajístico y Medioambiental Fundación Quílez Llisterri.  www.fqll.es/catalogos.php

TORREVELILLA-Mirador del Pilón

Sierra de la Ginebrosa-Sistema Ibérico.

La sierra de La Ginebrosa se extiende por los términos de Torrevelilla, La Ginebrosa, Cañada de Verich y Calanda. Es una serranía fácilmente identificable desde numerosos lugares del Bajo Aragón, de un marcado carácter forestal, que se extiende hasta el cercano pantano de Calanda. Por su orientación, corresponden a Torrevelilla parte de las umbrías de esta sierra y a La Ginebrosa las solanas. La sierra esta ocupada por un cerrado pinar de carrasco, asi como por numerosos ejemplares de carrascas. En las zonas más húmedas aparecen también quejigos.

Por la divisoria de esta sierra discurre un sendero (PR-TE-14) desde el que podemos admirar las vistas y el paisaje del valle del Mezquín y de gran parte del Bajo Aragón. El lugar más apropiado para ello es el llamado Pilón de Torrevelilla, conocido asi por el mojón geodésico que allí se encuentra, y del que pende un libro en donde uno puede plasmar sus sensaciones tras haber llegado hasta ese lugar. No olvides estampar tu firma como testimonio de tu presencia en este mirador.


Autoría Textos Fernando Zorrilla Alcaine Catálogo Paisajístico y Medioambiental Fundación Quílez Llisterri". www.fqll.es/catalogos.php

VALDEALGORFA- Ermita de Santa Bárbara

Somontano bajoaragonés

Este alto (624 m.) constituye una isla forestal ubicada entre numerosos bancales de almendreras y oliveras, encontrándose muy próximo a la carretera N-232. En su punto más alto se localiza la ermita de Santa Bárbara, lugar desde el que se disfruta de una amplia panorámica del Bajo Aragón Histórico, asi como de la Terra Alta y los Puertos. La ermita destaca como elemento paisajístico de primer orden en este entorno, siendo punto de referencia fácilmente identificable desde grandes distancias. La proximidad de la carretera y la facilidad del acceso hace que sea un punto frecuentemente visitado por turistas y lugareños. Además,
por sus cercanías pasa el sendero de pequeño recorrido PR-TE11 que enlaza la localidad de Valdealgorfa con La Codoñera.

La vegetación arbolada existente esta formada en general por un pinar poco denso y de escaso desarrollo de pino carrasco, aunque destacan en la umbría grandes ejemplares de pinos, que han ejercido de “padres” en la proliferación de la masa forestal. Entre la vegetación arbustiva  restante sobresalen arbustos como coscojos, enebros y romeros. Desde hace unos años la Asociación de Amigos de la Ermita se preocupa del mantenimiento del entorno.

Este espacio sirve de refugio para especies faunísticas como ratoneros y cárabos, destacando como cita poco frecuente la presencia en las cercanías de nidificaciones de golondrina daúrica.

Autoría Textos Fernando Zorrilla Alcaine. “Catálogo Paisajístico y Medioambiental Fundación Quílez Llisterri". www.fqll.es/catalogos.php